Campeonato de España junior y absoluto.

Terrassa era el lugar elegido por la Real Federación Española de Natación, para que se dieran cita la élite nacional en las categorías junior y absoluto.

Volvíamos a estar presente otro año más y de forma consecutiva en una final nacional, aunque esta vez, estrenábamos la categoría junior. Fue Diego Guerra Arencibia quien de su mano hizo que nuestro club fuera escuchado por los altavoces de la piscina de 50 metros, colocando una vez más al club entre los mejores del país.

Se estrenó con muy buenas sensaciones en su primera preliminar, siendo consciente que era muy difícil colarse en una final de cualquiera de las pruebas en las que iba a participar, más aún siendo su primer año como junior. Fue en el 400 estilos, esa prueba donde sólo los nadadores completos son capaces de competir, donde se estrenó en el nacional. Segundo de su serie y con una bajada de 5” en su marca. No fue suficiente para estar entre los finalistas, pero dejó su competición en un puesto 47 de la general y un puesto 19 de su edad, una carta de presentación impecable.

“En cuatro pruebas participaba Diego Guerra en este nacional..”

El 100 braza de la jornada siguiente no salió bien, una salida adelantada hacía que las posibilidades de estar en las finales de la tarde se esfumaran.

Mucho trabajo psicológico tuvo que haber por parte de Cecilia Glez, nuestra entrenadora, para que en la jornada del viernes, en el 200 braza Diego hiciera la proeza que hizo.

El viernes salió el delfín, el que todos conocemos, ese que tiene la mente fría y da golpes de autoridad cuando corresponde.

En las preliminares de la mañana, Diego daba un verdadero espectáculo, le daba un golpe de autoridad al récord de Canarias que él poseía y lo dejaba en 2’.25”.15, ese era él, el único Canario es las preliminares y además se metía de pleno derecho en la final de la tarde.

Por la tarde, Diego volvía a repetir proeza, otro golpe de autoridad y volvía a bajar su propio récord de Canarias situándolo 2’. 24”.29. Increíble, el delfín volvía a hacerlo, fue a tocar el cielo y lo hizo, batió su propio récord y lo establece en una nueva marca que ya empieza a ser realmente muy difícil que se la arrebaten. Una sexta posición obtuvo en el 200 braza, que lo sitúa en el Top Ten nacional, como dijo una seguidora nuestra en twiter; se erizan los pelos nada mas que de pensarlo.

Nos despedíamos, del nacional el sábado por la mañana con el 200 estilos. Clavó su marca, la que llevaba para competir y a un solo puesto estuvo de entrar en la final de la tarde.
Volvió a meterse en el Top Ten del país, un noveno puesto que es una verdadera gesta.

Cerramos la temporada 16-17 llena de éxitos deportivos, hemos estado en todas y cada una de las finales territoriales y en todas las categorías; en invierno y en verano. Obtenido medallas en todos ellos y cerramos con un broche espectacular, el récord de Canarias sigue teniendo su residencia en Teror.

Nuestros y nuestras nadadores y nadadoras han situado con su esfuerzo al club en cotas muy altas, y sin ellos y ellas esto no hubiera sido posible.
Gracias delfines por hacernos soñar.

En septiembre amenazamos con volver, a seguir fabricando sueños.
Que tengan un feliz verano.

En septiembre volvemos y arrancaremos #ProhibidoDejarDeSoñar2018

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias del club. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s